Estructura y funciones de la microbiota intestinal humana

,
Microbiota intestinal humana: funciones metabólicas, defensivas y tróficas

Este contenido forma parte del Programa de Actualización en Probioticoterapia 2014, acreditado por la Comisión de Formación Continuada del Sistema Nacional de Salud y el Consejo Catalán de Formación Continuada de las Profesiones Sanitarias con 3,1 créditos
Ver más información.

Introducción

Los recientes avances en secuenciación génica nos han permitido explorar en profundidad la estructura de las comunidades complejas que colonizan el ser humano. Esta vida en común entre animales superiores y bacterias, fuente de beneficios mutuos, se remonta a más de tres mil millones de años. La estabilidad de dicha simbiosis entre microorganismos y animal hospedador lo largo de la evolución se debe a la ganancia que obtienen ambos miembros, en el caso de que se trate de una relación mutualista, o sólo uno de ellos en el caso de una relación comensal. En cambio, las relaciones de parasitismo o infección, que entrañan perjuicio o daño para uno de los miembros en beneficio del otro, no suelen ser estables en la evolución de las especies.

PARA LEER EL ARTÍCULO COMPLETO DEBES REGISTRARTE.
CONTENIDO RESTRINGIDO A USUARIOS REGISTRADOS.

Para acceder a todos los contenidos de EL PROBIÓTICO es necesario ser un profesional sanitario y estar registrado, en caso de ser un usuario registrado inicia sesión en el Sitio Web.

Usuarios registrados
 Recordar  
¿Olvidaste tu contraseña? Olvidé mi contraseña
¿Nuevo usuario? Clic aquí para registrarse
Fecha de última modificación del artículo: 29/09/2015

Esta entrada está protegida. Introduzca la contraseña para ver los comentarios.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar