La dieta baja en FODMAPs impacta negativamente en la microbiota intestinal

dietafoodmap

Cuando existen molestias abdominales (hinchazón, flatulencias, etc.) frecuentes e intensas, a menudo se recomiendan dietas restrictivas en FODMAPs que, aunque alivian síntomas, no proporcionan un alivio permanente. Comentamos dos estudios que evalúan la eficacia de los prebióticos en este tipo de situaciones.

Hinchazón y distensión abdominal visible después de las comidas son molestias frecuentes, y en algunos casos requieren consulta con el médico por su intensidad. Algunos estudios sugieren que tales síntomas son causados ​​por la fermentación microbiana, en el intestino delgado distal y ciego, de los azúcares y oligosacáridos que no se han absorbido en tramos intestinales superiores. Es frecuente que se aconseje, en estos casos, bien el uso de antibióticos para suprimir el sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado distal (SIBO), o bien la implantación de dietas restrictivas que evitan los alimentos que contienen oligosacáridos, disacáridos, monosacáridos y polioles fermentables (FODMAPs). Estas medidas generalmente tienen éxito en la reducción de síntomas, pero no proporcionan alivio permanente. La recurrencia de las molestias al interrumpir o finalizar el tratamiento es la regla.

Se sabe que ambas estrategias inducen cambios indeseables en todo el ecosistema microbiano intestinal (no solo en el intestino delgado y el ciego). Como es sabido, el uso de antibióticos reduce la riqueza bacteriana, ya que afecta a las especies sensibles y favorece el sobrecrecimiento de las resistentes. La administración concomitante de probióticos específicamente estudiados para esta aplicación y no sensibles al antibiótico (S. boulardii CNCM I-745) mitiga estos efectos indeseables1,2, pero aun así el empleo continuado de antibióticos está desaconsejado por los riesgos que implica3.

Preocupan más los efectos de la dieta baja en FODMAPs sobre la microbiota. Dicha dieta reduce específicamente la abundancia de géneros beneficiosos, como los principales productores de butirato Faecalibacterium, Roseburia y los clostridiales del grupo XIVa; los productores de lactato, afectando a los dos géneros principales Bifidobacterium y Lactobacillus; y los colonizadores habituales del moco del género Akkermansia4,5. En estudios humanos, el déficit de Akkermansia se correlaciona con obesidad y mala respuesta a las dietas de reducción calórica6, y en estudios experimentales, la abundancia de Akkermansia se asocia a mayor longevidad7.

Una alternativa a la dieta baja en FODMAPs puede ser la ingesta de prebióticos para incrementar la abundancia de bifidobacterias que evitarían la producción excesiva de gas a nivel ileocecal. La razón de ello es que las bifidobacterias no generan gases cuando fermentan azúcares, sino solo ácidos grasos de cadena corta, principalmente lactato, que posteriormente se convierten en butirato mediante cadenas metabólicas integradas por especies de Faecalibacterium, Roseburia y otros. Esta hipótesis se ensayó recientemente en un estudio controlado, aleatorizado, paralelo, a doble ciego, desarrollado en los Hospitales Vall d’Hebron y General de Catalunya8. Se reclutaron pacientes con trastornos gastrointestinales funcionales de tipo flatulencia en dos brazos: un grupo recibió un suplemento prebiótico y siguió una dieta estandarizada (dieta mediterránea); el segundo grupo recibió un suplemento placebo y siguió una dieta baja en FODMAPs. Ambos grupos tuvieron reducciones estadísticamente significativas en sus síntomas durante la intervención de 4 semanas. Sin embargo, los síntomas reaparecieron inmediatamente dos semanas después de finalizar la intervención en los pacientes aleatorizados a la dieta baja en FODMAPs, mientras que el alivio de síntomas se mantuvo inalterado en el grupo prebiótico, dos semanas después de suspender la ingesta del prebiótico. La abundancia de bifidobacterias aumentó en el grupo prebiótico y disminuyó en el grupo bajo en FODMAPs, mientras que la Bilophila wadsworthia (una especie productora de sulfhídrico) disminuyó en el grupo prebiótico y aumentó en el grupo bajo en FODMAPs.

Las dietas de restricción exagerada de alimentos son de difícil cumplimiento, pueden generar deficiencias nutritivas, y probablemente acaben conduciendo a pérdida de funcionalidad de la microbiota intestinal.

Bibliografía

  1. Neut C, Mahieux S, Dubreuil LJ. Antibiotic susceptibility of probiotic strains: Is it reasonable to combine probiotics with antibiotics? Med Mal Infect. 2017; 47(7): 477–83.
  2. Sniffen JC, McFarland L V, Evans CT, Goldstein EJC. Choosing an appropriate probiotic product for your patient: An evidence-based practical guide. Lobo LA, editor. PLoS One. 2018; 13(12): e0209205.
  3. Blaser MJ. Our missing microbes: Short-term antibiotic courses have long-term consequences. Cleve Clin J Med. 2018; 85(12): 928–30.
  4. Halmos EP, Christophersen CT, Bird AR, Shepherd SJ, Gibson PR, Muir JG. Diets that differ in their FODMAP content alter the colonic luminal microenvironment. Gut. 2015; 64(1): 93-100.
  5. Sloan TJ, Jalanka J, Major GAD, Krishnasamy S, Pritchard S, Abdelrazig S, et al. A low FODMAP diet is associated with changes in the microbiota and reduction in breath hydrogen but not colonic volume in healthy subjects. Green J, editor. PLoS One. 2018; 13(7): e0201410.
  6. Dao MC, Everard A, Aron-Wisnewsky J, Sokolovska N, Prifti E, Verger EO, et al. Akkermansia muciniphila and improved metabolic health during a dietary intervention in obesity: Relationship with gut microbiome richness and ecology. Gut. 2016; 65(3): 426–36.
  7. Bárcena C, Valdés-Mas R, Mayoral P, Garabaya C, Durand S, Rodríguez F, et al. Healthspan and lifespan extension by fecal microbiota transplantation into progeroid mice. Nat Med. 2019; 25(8): 1234–42.
  8. Huaman J-W, Mego M, Manichanh C, Cañellas N, Cañueto D, Segurola H, et al. Effects of Prebiotics vs a Diet Low in FODMAPs in Patients With Functional Gut Disorders. Gastroenterology. 2018; 155(4): 1004-7.
Fecha de última modificación del artículo: 19/11/2019
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar

El Probiótico