Casos clínicos

Caso cínico reservoritis crónica Material formativo
acreditado

La reservoritis o pouchitis es una entidad de causa desconocida y que consiste en una inflamación inespecífica del reservorio ileoanal. El reservorio ileoanal se realiza en aquellos pacientes que han precisado de la realización de una panproctocolectomía, independientemente de la patología de base. Sus mecanismos etiopatogénicos no son bien conocidos, aunque sabemos que la flora fecal desarrolla un papel fundamental para su desarrollo. En el manejo de esta patología, que provoca una gran deterioro en la calidad de vida de los pacientes, existe un nicho terapéutico para el uso de probióticos, con una sólida evidencia científica que lo respalda.

Seguridad en el empleo de probióticos en la prevención de la enterocolitis necrotizante en prematuros Material formativo
acreditado

La suplementación con probióticos ha demostrado eficacia en disminución de mortalidad global. Sin embargo, no ha demostrado eficacia en la disminución de la mortalidad por enterocolitis necrotizante ni en la prevención de la sepsis nosocomial2,3. Otro efecto beneficioso de los probióticos es la mejoría en la tolerancia enteral, a través de la aceleración del vaciamiento gástrico y la mejoría de la función barrera intestinal.

Brote de colitis ulcerosa y Clostridium difficile Material formativo
acreditado


Introducción.
La infección por Clostridium difficile es un problema sanitario de incidencia creciente entre pacientes hospitalizados que reciben tratamiento antibiótico. La mejor estrategia es la implementación de medidas preventivas, y además es una indicación en la que nos podemos beneficiar del uso de probióticos. Ilustramos el tema con un caso clínico.
Antecedentes personales
Paciente alérgica a la penicilina, sin hábitos tóxicos. Con antecedentes de hipertensión, enfermedad de Parkinson, trastorno bipolar y glaucoma crónico.

Empleo de probióticos y prebióticos en pediatría. Material formativo
acreditado


Motivo de consulta
Lactante con diarrea.
Anamnesis
Lactante de 8 meses de edad que acude al Servicio de Urgencias por presentar un cuadro, de 24 horas de evolución, de deposiciones líquidas en número de 10 al día, asociándose fiebre, rechazo de las tomas y vómitos de contenido alimentario. Los padres refieren que el bebé moja los pañales y no hay ambiente epidémico en la familia, en principio. Hace dos días fue valorado por su pediatra en un control de salud rutinario y presentaba un peso de 8,5 kg. Es un niño sano que acude a guardería desde los 5 meses, con un calendario vacunal al día (sin incluir la vacunación frente al rotavirus).

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar