¿Probióticos para la obesidad?

Feet on bathroom scale with word "Oops" on dial

La microbiota intestinal se está considerando como un nuevo factor a valorar en la obesidad y los trastornos metabólicos asociados, como la diabetes o el síndrome metabólico.

Se ha publicado recientemente (febrero de 2018) una revisión sistemática y metaanálisis de ensayos clínicos controlados para valorar los efectos de la administración de suplementos con probióticos frente al placebo sobre el peso corporal, índice de masa corporal (IMC), masa grasa, y porcentaje graso de personas con sobrepeso (un IMC de entre 25-29,9 kg/ m2) y obesidad (IMC ≥30 kg/m2).

Para ello se utilizaron las bases de datos MEDLINE, EMBASE y la Colaboración Cochrane y se realizó un metaanálisis con todos los trabajos publicados entre 1946 y 2016, hallando unos 800 estudios en la bibliografía consultada. Al final fueron 15 los estudios con la suficiente metodología para poder ser finalmente incluidos. Los estudios analizados englobaron un total de 957 personas (63% mujeres), que presentaban un IMC medio de 27,6 kg/m2. La duración de las intervenciones dietéticas duró entre 3 y 12 semanas.

La administración de probióticos dio como resultado una reducción significativamente mayor en el peso corporal, el IMC y el porcentaje de grasa corporal, en comparación con el placebo; por el contrario, el efecto de los probióticos en la masa grasa no fue significativo. En conclusión, el metaanálisis mostró que, a corto plazo, por debajo de las 12 semanas, la suplementación con cepas probióticas redujo el peso, el IMC y el porcentaje de grasa en las personas obesas y con sobrepeso, aunque los efectos fueron pequeños, por que lo se requieren más estudios a largo plazo para evaluar los posibles beneficios del empleo de probióticos en el control del peso de las personas con tendencia a la obesidad.

Este metaanálisis viene a reforzar la hipótesis de que la microbiota intestinal se está considerando como un nuevo factor a valorar en la obesidad y los trastornos metabólicos asociados, como la diabetes o el síndrome metabólico. Esta propuesta se centra en las alteraciones de la composición de la microbiota intestinal observadas en la obesidad. No se debe olvidar que hay investigaciones en las que se demuestra que una dieta baja en calorías y un aumento de la actividad física inducen cambios en la estructura de la microbiota intestinal de personas obesas, hecho que pone de manifiesto que la eficacia de las intervenciones sobre el estilo de vida en las pérdidas de peso podría estar influida por la composición de la microbiota.

En varios estudios se ha constatado que la microbiota de las personas con obesidad  obesos se caracteriza por la disminución del ratio Bacteroidetes/Firmicutes, importante en la regulación del metabolismo energético y en la formación de los depósitos de grasa. También se ha observado que las personas con sobrepeso tienen menos bifidobacterias, lactobacilos, Akkermansia y Faecalibacterium,y una menor riqueza microbiana (figura 1).


post59-figura1

Incluso cuando se compara la microbiota de niños de madres obesas con la de niños de madres de peso normal, se detectan diferencias en la cantidad de la bacteria Akkermansia muciniphila. Precisamente, esta bacteria se ha convertido, en los últimos años, en el foco de numerosas investigaciones con el objetivo de encontrar un “probiótico ideal” para adelgazar al hallar menores concentraciones de la misma en personas con obesidad y diabetes (enlace al post correspondiente). En el metaanálisis no se especifican las cepas que han demostrado mejores resultados para el control del peso en las personas obesas.

En resumen, en la actualidad se baraja la hipótesis que hace referencia a la modulación de la microbiota intestinal específica de los obesos con este tipo de preparados, aunque hay que tomarla aún con cautela, ya que no es posible identificar una huella bacteriana única para la obesidad y, por lo tanto, tampoco su tratamiento de forma general. En consecuencia, aún queda mucho por hacer en esta materia con el fin de esclarecer la posible modulación de la composición de la microbiota intestinal mediante el uso de probióticos como una nueva vía para el tratamiento del sobrepeso y la obesidad aunque, como señala el metaanálisis, bastantes estudios refieren que mejoran el índice de masa corporal y el peso corporal.

Bibliografia

Borgeraas H, Johnson LK, Skattebu J, Hertel JK, Hjelmesæth J. Effects of probiotics on body weight, body mass index, fat mass and fat percentage in subjects with overweight or obesity: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Obesity Reviews. 2018; 19: 219–32.

Fecha de última modificación del artículo: 07/06/2018
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar

El Probiótico