¿Es necesario suplementar las fórmulas lácteas infantiles con probióticos, prebióticos y simbióticos?

La leche materna es una excelente fuente de bacterias comensales y probióticas para el intestino infantil

La leche materna es una excelente fuente de bacterias comensales y probióticas para el intestino infantil. ¿Qué dice la evidencia respecto a sumplementar las fórmulas lácteas con probióticos, prebióticos y simbióticos?

Recientemente se ha publicado una excelente revisión, realizada por José Maldonado, gastroenterólogo pediátrico y Profesor Titular de la Universidad de Granada, sobre la justificación de añadir este tipo de componentes alimentarios en las fórmulas lácteas para lactantes.

De sobra es sabido que el perfil microbiano de los recién nacidos a término, por parto vaginal y alimentados exclusivamente con leche materna constituye el estándar de microbiota beneficiosa y debe servir de referencia para el desarrollo de las fórmulas infantiles.

El autor analiza las bases científicas para la adición de estos componentes a las fórmulas. La leche humana contiene compuestos bioactivos responsables de una amplia gama de efectos beneficiosos como la promoción de la maduración del sistema inmunitario y la protección contra las infecciones.

El aislamiento y la identificación, en la leche humana, de oligosacáridos y bacterias con efectos beneficiosos para el huésped, proporciona apoyo científico para la suplementación de las fórmulas para lactantes. La finalidad es imitar los efectos funcionales observados en los niños alimentados al pecho. De hecho, en muchos países, la mayoría de la Unión Europea, se añaden estos ingredientes en las fórmulas.

Sin embargo, en 2006 el Comité Científico para Alimentación de la Unión Europea consideró que la información disponible hasta ese momento sobre el efecto de los probióticos en la alimentación de los lactantes era insuficiente, sobre todo para las leches de inicio.

Una reciente revisión del Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN) establece, respecto a los posibles beneficios en la administración de fórmulas suplementadas con probióticos a lactantes menores de 4-6 meses y según la evidencia disponible, que no se han constatado efectos clínicos consistentes, aunque admite que su adición (tanto en las fórmulas de inicio como de continuación) puede tener efectos beneficiosos sobre la frecuencia y consistencia de las deposiciones, sobre las infecciones gastrointestinales, la disminución en el empleo de antibióticos y en la irritabilidad del cólico.

Como conclusión, el Comité de Nutrición de la ESPGHAN no recomienda el empleo de fórmulas suplementadas con probióticos de forma rutinaria, aunque es posible que la adición de determinadas cepas bacterianas pueda ser recomendable. Por ello, es necesario diseñar estudios para poder establecer sus efectos beneficiosos sobre la salud de los lactantes alimentados con fórmulas.

Nuestra reflexión es que la leche materna es una excelente fuente de bacterias comensales y probióticas para el intestino infantil, por lo que no es de extrañar que existan profundas diferencias entre la microbiota intestinal de los niños que reciben lactancia materna y la de aquellos alimentados con fórmulas infantiles.

Es por ello, que pensamos que una suplementación racional de las fórmulas lácteas para lactantes, avalada por ensayos clínicos controlados, con cepas probióticas específicas, con dosificación adecuada, y con prebióticos sí podría estar justificada en un futuro.

Lecturas recomendadas

  • ESPGHAN Committee on Nutrition. Supplementation of infant formula with probiotics and/or prebiotics: a systematic review and comment by the ESPGHAN Committee on Nutrition  JPGN 2011; 52: 238-50.
  • Maldonado Lozano J. Nuevos ingredientes en las fórmulas para lactantes nacidos a término (I): Probióticos, prebióticos y simbióticos. Acta Pediatr Esp. 2014; 72: 56-62.
  • Martín R, Langa S, Reviriego C, Jiménez E, Marín ML, Xaus J, Fernández L, Rodríguez JM. Human milk is a source of lactic acid bacteria for the infant gut. J Ped. 2003; 143: 754–8.
  • Ribas S, García A. Fórmulas para lactantes sanos: principales novedades de la Directiva 2006/141/CE sobre preparados para lactantes y preparados de continuación. Acta Pediatr Esp. 2007; 65: 391-403
Fecha de última modificación del artículo: 28/08/2014
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar