The American Gut Project

Human-microbiome-mapping-project-expands-to-China

El American Gut Project estudia la microbiota que coloniza los nichos humanos y su relación con la salud y los estilos de vida.

El American Gut Project (AGP; http://americangut.org) es una iniciativa lanzada en noviembre de 2012 por el biólogo Rob Knight (Universidad de California en San Diego) y el antropólogo-microbiólogo Jeff Leach. El objetivo es obtener datos masivos sobre la microbiota que coloniza los nichos humanos y su relación con la salud y los estilos de vida. El proyecto recibe muestras de ciudadanos interesados en ciencia que, voluntariamente, contribuyen enviando sus muestras junto con información sobre su estilo de vida y salud mediante cuestionarios estandarizados, cubriendo también ellos mismos los gastos logísticos y de secuenciación. Los fundadores de la iniciativa reconocen que este procedimiento de reclutamiento selecciona personas con alto nivel de educación, buena situación económica y, en general, estilos de vida sanos (baja incidencia de obesidad y de fumadores). Probablemente esta cohorte no refleja fielmente a la población general, pero a cambio se considera que los datos antropológicos y de estilo de vida que se recogen son verosímiles y fiables.

Recientemente se ha publicado un informe basado en más de 15.000 muestras fecales de 11.000 participantes1. El trabajo aporta muchos datos interesantes, pero en mi opinión, lo más llamativo es la información relativa al impacto de la dieta en la microbiota intestinal. La cohorte incluye una buena proporción de vegetarianos y veganos y las microbiotas intestinales de estos individuos se parecen entre sí, pero lo llamativo es que no se separan del todo de las de los individuos omnívoros, y no se caracterizan por mayor diversidad de especies. Lo que claramente discrimina es consumir más de 30 vegetales distintos a la semana, en comparación con menos de 10 vegetales distintos a la semana (figura 1). Los que consumen más de 30 vegetales distintos a la semana tienen mayor diversidad en la microbiota intestinal y mayor diversidad de metabolitos en las muestras. Además, los que consumen más vegetales distintos tienen mayor abundancia de especies fermentadoras, anaerobios obligados que producen ácidos grasos de cadena corta (Faecalibacterium prausnitzii y otros clostridiales), y menos abundancia de genes de resistencia a antibióticos, que suelen acumularse en enterobacterias anaerobias facultativas. Dicho de otro modo, un vegano que sigue una dieta relativamente monótona en cuanto al número de vegetales que consume NO tendrá una microbiota intestinal más sana.

Bibliografía

  1. McDonald D, Hyde E, Debelius JW, et al. American gut: an open platform for citizen science microbiome research. mSystems. 2018; 3(3).
Fecha de última modificación del artículo: 21/06/2019
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar

El Probiótico