Dos nuevos y excelentes libros para la difusión de la microbiota

post58-fig3.jpg

Se han editado recientemente, en 2017, dos magníficos libros sobre microbiota intestinal, muy recomendables tanto por su extensión generosa, no muy habitual cuando se abarcan estos temas, como por la exquisita coordinación y autoría de los mismos, investigadores expertos y nombres de referencia mundial en la materia.
El primero de ellos, publicado por la editorial John Libbey Eurotext, se titula Le microbiote intestinal. Un organe á part entiére (con su versión en inglés Gut microbiota. A full-fledged organ), que traducido sería aproximadamente “La microbiota intestinal. Un órgano completo” (aunque, desgraciadamente, no creemos que podamos llegar a ver su traducción al castellano), y está coordinado por el profesor Philippe Marteau, gastroenterólogo del Hospital Saint-Antoine de París y el investigador Joël Doré, director de la Unidad de Microbiología y Alimentación del Instituto Francés de Investigación en Agricultura (figura 1).

post58-fig1
En el libro, de 352 páginas, han participado 45 prestigiosos autores que han cumplido con la finalidad de descubrir el apasionante mundo de la microbiota a los médicos de cualquier especialidad (por extensión, a todo profesional sanitario), actualizando una serie de conocimientos que se van ampliando día a día de manera exponencial. Esta formación nos parece fundamental entre la clase médica para entender el papel que puede jugar la microbiota en la patogenia de muchas enfermedades y su posible modulación con el empleo de probióticos y prebióticos.

En la obra se repasan, en primer lugar, los aspectos microbiológicos básicos sobre la composición de la microbiota y los factores que influyen en su adquisición y desarrollo, para abarcar posteriormente sus alteraciones (disbiosis) y su implicación en varias enfermedades (digestivas, nutricionales, metabólicas, neurológicas, etc.). La última parte del libro se ocupa de aquellos mecanismos que pueden modular la microbiota como la dieta, los probióticos o el trasplante fecal.

El segundo libro, de 320 páginas, más divulgativo y publicado por National Geographic, está redactado por el veterano periodista científico Scott C. Anderson y cuenta con la colaboración de los investigadores en el campo de las Neurociencias y Psiquiatría de la Universidad irlandesa de Cork, John Cryan y Ted Dinan (que acuñó el término psicobiótico) (enlace al post correspondiente). Su título es The psychobiotic revolution (“La revolución psicobiótica”) y se subtitula “Estado de ánimo, alimentación y la Nueva Ciencia del Eje cerebro-intestino” (enlace al post correspondiente) (figuras 2 y 3).


post58-fig2
post58-fig3.jpg

Escrito de manera didáctica y con excelente humor, en él los autores desgranan el viejo concepto de cómo y porqué los estados de ánimo y los trastornos del comportamiento están íntimamente relacionados con el intestino a través de nuestras bacterias, por lo que muchos de nuestros males se podrían remediar con el empleo de psicobióticos (probióticos que pueden ser beneficiosos para la salud mental). Los autores dedican una especial atención a los estados de ánimo con particular incidencia en la población general, como la ansiedad y la depresión, para los que dan como una de las posibles soluciones el cuidar más y mejor nuestra microbiota intestinal. Esto lo sugieren no solo con la adicción de bacterias beneficiosas a través de los probióticos o del trasplante fecal, sino que dan también una gran importancia a mejorar nuestra dieta y conseguir un estilo de vida adecuados para corregir el estado de disbiosis que nos lleva a estas situaciones.

Acabamos con una de las frases de Cryan que abre el libro: “Si los microbios controlan el cerebro, los microbios controlan todo”.

Fecha de última modificación del artículo: 04/06/2018
Una Respuesta
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar

El Probiótico