Nuevos aspectos en la relación entre la dieta y la microbiota

Nuevos aspectos en la relación entre la dieta y la microbiota

Una dieta rica en grasas saturadas (grasa obtenida de la leche de vaca) y sin grasas poliinsaturadas (aceite de oliva) genera cambios de composición de la microbiota consistentes en aumento de especies poco abundantes, como Bilophila wadsworthia.

Uno de los avances de investigación biomédica más destacables de los últimos años ha sido desvelar el hecho de que la microbiota no sólo nos habita como un mero hospedador, sino que configuramos con ella una simbiosis perfecta de la que se derivan beneficios mutuos, con funciones tan importantes para la vida como el adecuado desarrollo del sistema inmune, así como la aportaciones tróficas y nutricionales. En este sentido, es bien conocido el hecho de que la fermentación sacarolítica por parte de las bacterias de la fibra procedente de la dieta genera la síntesis de ácidos grasos de cadena corta con propiedades antiinflamatorias.

En relación al binomio dieta-microbiota intestinal, un estudio publicado en Nature en el año 2012 demostró en modelos animales que una dieta rica en grasas saturadas (grasa obtenida de la leche de vaca) y sin grasas poliinsaturadas (aceite de oliva) genera cambios de composición de la microbiota consistentes en aumento de especies poco abundantes, como Bilophila wadsworthia. El exceso de grasa en la dieta estimula la secreción de bilis, y Bilophila wadsworthia, a diferencia de otras especies, crece y prolifera en presencia de bilis. Por tanto, la dieta con exceso de grasas saturadas facilita el sobrecrecimiento de Bilophila wadsworthia, y el cambio se debe no tanto a una interacción directa entre la grasa y la microbiota, sino a una modificación en la composición de la bilis. Para la digestión de la grasa saturada es más efectiva la síntesis de ácido taurocólico sobre el glicólico, por su mayor capacidad micelar.

La bacteria Bilophila wadsworthia se clasifica, desde el punto de vista metabólico, como una bacteria reductora de sulfato y generadora de ácido sulfhídrico, que es irritante y tóxico para la célula epitelial. El exceso de sulfhídrico colónico se ha considerado como factor de riesgo para la colitis ulcerosa humana, y en modelos animales, la presencia de Bilophila wadsworthia agrava la evolución de la colitis inflamatoria inducida por DSS.

Este estudio explicaría uno de los factores de por qué la dieta occidental podría aumentar la prevalencia de algunas enfermedades inmunomediadas, como la enfermedad inflamatoria intestinal. Por otro lado, no se ha de caer en el error de pensar que un producto con alto valor biológico como la leche sea tóxico para el ser humano, sino más bien lo es el exceso de grasas saturadas (que son ampliamente utilizadas en alimentos preparados). La novedad del estudio radica quizá en el hecho de que no todas las grasas son iguales, y en que determinados individuos con predisposición genética pueden ser más susceptibles a sufrir determinadas patologías ante el consumo de algunos nutrientes en exceso.

Bibliografía

  1. Devkota S, Wang Y, Musch MW, Leone V, Fehlner-Peach H, Nadimpalli A et al. Dietary-fat-induced taurocholic acid promotes pathobiont expansion and colitis in Il10-/- mice. Nature. 2012; 487(7405): 104-8
  1. Roediger WE, Duncan A, Kapaniris O, Millard S. Sulphide impairment of substrate oxidation in rat colonocytes: a biochemical basis for ulcerative colitis? Clin Sci (Lond). 1993; 85(5): 623-7.
  1.  Kamada N, Seo SU, Chen GY, Núñez G. Role of the gut microbiota in immunity and inflammatory disease. Nat Rev Immunol. 2013; 13(5): 321–35.
  1. de Vrese M, Rautenberg P, Laue C, Koopmans M, Herremans T, Schrezenmeir J. Probiotic bacteria stimulate virus-specific neutralizing antibodies following a booster polio vaccination. Eur J Nutr. 2005; 44(7): 406–13.
Fecha de última modificación del artículo: 26/08/2015
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba
El Probiótico

Estás visitando nuestra página web www.elprobiotico.com esta página web es titularidad de Biocodex. nuestra web instala cookies de acuerdo con lo dispuesto en la presente Política tanto técnicas como analíticas que nos ayudan a realizar estadísticas sobre el uso de nuestra página y publicitarias.
Asimismo, podrás obtener más información sobre nuestras cookies accediendo a nuestra Política de Cookies.


Cookies estrictamente necesarias.
Las cookies estrictamente necesarias deben estar habilitadas en todo momento para que podamos guardar sus preferencias para la configuración de cookies.

Cookies de terceros.
Este sitio web utiliza Google Analytics para recopilar información anónima, como la cantidad de visitantes al sitio y las páginas más populares. Mantener esta cookie habilitada nos ayuda a mejorar nuestro sitio web.

Página destinada a profesionales sanitarios

¿Es usted profesional sanitario?

No

Está usted accediendo a la página web elprobiotico.com, dirigida a difundir información médica sobre probióticos.

La información contenida en esta página está destinada exclusivamente a profesionales sanitarios con capacidad para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Si Vd. no es profesional sanitario cualificado, Biocodex no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir por las decisiones basadas en el contenido de esta página o de cualquiera de sus enlaces.

La información proporcionada en elprobiotico.com sirve para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y su médico.