Bronquiolitis y microbiotas intestinal y respiratoria

lactante

La bronquiolitis es una enfermedad vírica, estacional, que afecta a los lactantes por debajo de los 24 meses de vida, producida por el virus respiratorio sincitial (VRS) en la mayoría de los casos y que representa la primera causa de hospitalización en el lactante en nuestro medio. 

Los grupos de riesgo para padecer una enfermedad grave por VRS están muy bien descritos e incluyen pacientes prematuros, con displasia broncopulmonar o con cardiopatías congénitas, si bien la mayoría de los lactantes hospitalizados por bronquiolitis son lactantes previamente sanos y sin ningún factor de riesgo. A pesar de ello, un 20% sufrirán una enfermedad grave y precisarán ingreso en las unidades de cuidados intensivos (UCI) y, aproximadamente, la mitad desarrollarán sibilancias recurrentes tras el alta durante el primer año.

Aunque no podemos prever la evolución de la bronquiolitis, sabemos que existen factores del huésped y del virus que condicionan su evolución. Los avances recientes en técnicas de diagnóstico molecular han revelado la presencia de numerosos microorganismos que habitan en el ser humano (microbiota autóctona) y que pueden contribuir de alguna manera en la respuesta inmune local y/o sistémica del lactante durante la bronquiolitis y, por lo tanto, en la gravedad y evolución de esta enfermedad.

El cuerpo humano contiene más de un trillón de microorganismos, especialmente a nivel intestinal. Esta microbiota sufre cambios muy importantes a lo largo de los primeros años de vida, siendo fundamental para el desarrollo del sistema inmune. Un desequilibrio en esta compleja relación (disbiosis) con una respuesta inmune Th2 predominante podría explicar, en parte, el desarrollo de sibilancias recurrentes posbronquiolitis.

La microbiota respiratoria también juega un papel importante en la maduración del sistema inmune del lactante. En este sentido, se ha descrito que los recién nacidos sanos colonizados en la faringe por Streptococcus pneumoniae, Moraxella catarrhalis o Haemophilus influenzae tienen un riesgo más elevado de bronquiolitis o neumonía en los primeros tres años de edad, así como mayor probabilidad de desarrollar sibilancias recurrentes, de precisar ingreso hospitalario por sibilancias recurrentes y de acabar evolucionando a asma a los 5 años de edad.

Aunque, actualmente no hay datos concluyentes sobre la relación entre la microbiota intestinal y la gravedad o evolución de la bronquiolitis por VRS, el estudio KOALA, que analiza una cohorte neonatal danesa con casi 1.000 lactantes, encuentra que la colonización gastrointestinal por Clostridium difficile en el periodo neonatal se asocia con un mayor riesgo de sibilancias recurrentes, sensibilización alérgica y dermatitis atópica.

En un estudio recientemente publicado por el grupo de Mejías y Ramilo sobre la colonización bacteriana en las vías aéreas en lactantes ingresados por bronquiolitis por VRS, se encontró que:

  • Los lactantes infectados por VRS están colonizados por bacterias patogénicas más frecuentemente, con mayor proporción de bacterias Gram negativas que los controles sanos.
  • La colonización con bacterias patogénicas se asocia con mayor porcentaje de neutrofilia y mayor número de leucocitos en el lavado nasal, especialmente en los lactantes colonizados por bacterias Gram negativas.
  • Los lactantes infectados por VRS y colonizados por bacterias Gram negativas tienen mayores concentraciones de IL8 e IL6 y mayores necesidades de oxígeno y, por tanto, desarrollan cuadros más graves.

Podemos terminar, pues, con las siguientes conclusiones:

  • La microbiota intestinal y respiratoria puede contribuir al desarrollo de la respuesta inmune local y/o sistémica del lactante durante la bronquiolitis y, por lo tanto, a la gravedad y evolución de esta enfermedad.
  • La presencia de bacterias con capacidad patogénica en la vía aérea de los lactantes ingresados por bronquiolitis por VRS contribuye a la gravedad de la enfermedad.
  • Son necesarios más estudios que analicen en profundidad la relación entre la gravedad y evolución de la bronquiolitis por VRS y la microbiota intestinal y de la vía aérea.

 


Bibliografía

  • Biesbroek G, Astris A, Bosch M et al. The impact of breastfeeding on nasopharyngeal microbial communities in infants. Am J Respir Crit Care Med. 2014; 190(3): 298-308.
  • Bisgaard H, Hermansen MN, Buchvald F et al. Childhood asthma after bacterial colonization of the airway in neonates. N Engl J Med. 2007; 357:1487-95.
  • Hasegawa K, Camargo C. Airway microbiota and acute respiratory infection in children. Expert Rev Clin Immunol. 2015; 11(7): 789-92.
  • Hooper LV, Littman DR, Macpherson J. Interactions between the microbiota and the immune system. Science. 2012; 336 (6086):1286-73.
  • Penders J, Thijs C, van den Brandt PA et al. Gut microbiota composition and development of atopic manifestations in infancy: the KOALA Birth Cohort Study. Gut. 2007; 56(5): 661-7.
  • Sakwinska O, Bastik Schmid V, Berger B et al. Nasopharyngeal microbiota in healthy children and pneumonia patients. J Clin Microb. 2014; 52(5): 1590-4.
  • Suárez-Arrabal MC, Mella C, Lopez SM et al. Nasopharyngeal bacterial burden antibiotics: Influence on inflammatory markers and disease severity in infants with respiratory syncytial virus bronchiolitis. J Infect. 2015; 71(4): 458-69.
  • Vissing N, Bo L, Chawes K and Bisgaard H. Increased risk of pneumonia and bronchiolitis after bacterial colonization of the airways as neonates. Am J Respir Crit Care Med. 2013; 188(10): 1246-52.
Fecha de última modificación del artículo: 26/10/2015
Una Respuesta
  1. El Probiótico ENEKO MALLAGARAY LEMUS el dia ha dicho:

    Como podemos afectar sobre esa flora q favorece la aparición de la sintomatologia?

Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar