Guía de práctica clínica ibero-latinoamericana sobre el manejo de la gastroenteritis aguda en menores de 5 años

Guía de práctica clínica ibero-latinoamericana sobre el manejo de la gastroenteritis aguda en menores de 5 años

El Grupo Ibero-Latinoamericano sobre el Manejo de la Diarrea Aguda (GILA) ha publicado una guía de práctica clínica que repasa los aspectos diagnósticos, los criterios de atención médica, el manejo de las terapias de hidratación y alimentación y los distintos tratamientos farmacológicos de la gastroenteritis aguda en menores de 5 años.

La continua búsqueda de nuevas evidencias científicas sobre el empleo de probióticos en Pediatría hace que periódicamente se vayan revisando las Guías de Práctica Clínica sobre el manejo de de la gastroenteritis aguda en la infancia. En un post reciente, hemos comentado las últimas recomendaciones que ha realizado el Grupo de Trabajo de Probióticos y Prebióticos de la ESPGHAN.

También este año, han aparecido las nuevas recomendaciones para el manejo de la gastroenteritis aguda en menores de 5 años que ha elaborado el Grupo Ibero-Latinoamericano sobre el Manejo de la Diarrea Aguda (GILA) en una guía de práctica clínica que repasa los aspectos diagnósticos, los criterios de atención médica, el manejo de las terapias de hidratación y alimentación y los distintos tratamientos farmacológicos de esta patología tan prevalente en la infancia. En este último apartado se determina la evidencia científica de la utilización de probióticos y simbióticos1.

Sobre los PROBIÓTICOS la Guía dice textualmente que “utilizados conjuntamente con la terapia de rehidratación, los probióticos parecen ser seguros y tener claros efectos beneficiosos en la reducción de la duración y la frecuencia en la diarrea infecciosa aguda. Se identifica una equivalencia terapéutica para el uso coadyuvante con las soluciones de rehidratación oral (SRO) de Lactobacillus casei GG, Lactobaci­llus reuteri y Saccharomyces boulardii. La evidencia demuestra que los mayores beneficios se ob­tienen con una sola cepa de microorganismos vivos”.

Los datos se apoyan en una revi­sión Cochrane que incluyó 63 estudios aleatorizados o cuasi aleatorizados (n = 8.014 participantes), de los cuales 56 in­cluyeron lactantes o niños de corta edad, y se identificó un efecto significativo en relación con la duración media de la diarrea, la reducción del riesgo de diarrea de 4 días o más y de la frecuencia de las evacua­ciones en el segundo día, tal como se aprecia en la tabla I2.

La disminución de la duración de la diarrea para las diferentes cepas de probióticos es cepa-específica y sola­mente está demostrada para Lactobacillus casei GG (DME: –26,7 [de –41 a –13]), Lactobacillus reuteri (DME: –23,4 [de –29 a –19]) y Saccharomyces boulardii (DME: –26,7 [de –36 a –14]). De igual forma, la disminución de la frecuencia de las evacuaciones el segundo fue para Lactobacillus casei GG (DMP: –1,8 [de –2,3 a –0,2]), para Lactobacillus reuteri (DMP: –1,6 [de –1,9 a –0,8]) y para Saccharomyces boulardii (DMP: –1,3 [de –2,1 a –0,5]).

No se observaron diferencias significativas del efecto entre los tres tipos de probióticos, lo que de­muestra su equivalencia terapéutica y, de igual forma, no se encontró evidencia de adecuada calidad y en número ade­cuado para otro tipo de probióticos. La utilización de un único microorganismo presentó ventajas frente a la combi­nación de varios en lo que respecta a la duración de la dia­rrea, la duración de la diarrea más de 4 días y la frecuencia de evacuaciones.

Los microorganismos vivos disminuyeron significativamente la duración de la diarrea frente a la ad­ministración de microorganismos muertos. Adicional­mente, y de igual forma que con otras alternativas terapéu­tico-preventivas, desde hace varios años se ha estado investigando el posible papel de diferentes cepas de probió­ticos en la prevención de la diarrea en niños de diferentes edades a nivel comunitario, especialmente en países en de­sarrollo, donde el impacto es mayor en términos de morbili­dad y mortalidad. Se han observado resultados variables en relación con el número de episodios por año, duración de los episodios, costes relacionados y ausentismo laboral, entre otros.

Los autores también hacen mención a la revisión de Guandalini, que corrobora que la gran mayoría de los ensayos publicados muestran un beneficio estadísticamente significativo y clínicamente moderado de unas pocas y bien identificadas cepas probióticas: Lactobacillus GG y S. boulardii en el tratamiento de la diarrea acuosa aguda y, en particular, las debidas a rotavirus. Tales cepas producen un efecto beneficioso, con un promedio en la reducción de la duración de la diarrea de, aproximadamente, 1 día. El efecto es dependiente de la cepa y de la dosis3.

En relación al empleo de simbióticos en la diarrea infantil, los autores analizaron tres ensayos clínicos recientes y concluyen que no existe evidencia suficiente hasta el momento que per­mita recomendar de forma segura el uso coadyuvante de los simbióticos para el tratamiento de la GEA en menores de 5 años. En las guías ESPGHAN/ESPID no se señala el empleo de estos preparados dada la falta de datos.

Bibliografía

  1. Salazar-Lindo E, Polanco Allué I, Gutierrez-Castrejón P y Grupo Ibero-Latinoamericano sobre el Manejo de la Diarrea Aguda (GILA). Guía de práctica clínica ibero-latinoamericana sobre el manejo de la gastroenteritis aguda en menores de 5 años: tratamiento farmacológico. An Pediatr (Barc). 2014; 80(Supl 1): 15–22
  1. Allen SJ, Martinez EG, Gregorio GV, Dans LF. Probiotics for treating acute infectious diarrhoea. Cochrane Database Syst Rev. 2010;(11):CD003048.
  1. Guandalini S. Probiotics for prevention and treatment of diar­rhoea. J Clin Gastroenterol 2011;45 Suppl:S149-53.
  1. de Vrese M, Rautenberg P, Laue C, Koopmans M, Herremans T, Schrezenmeir J. Probiotic bacteria stimulate virus-specific neutralizing antibodies following a booster polio vaccination. Eur J Nutr. 2005; 44(7): 406–13.

 

Tabla I. Probióticos frente a placebo o ninguna intervención. Evaluación de la calidad y resumen de hallazgos.

Estudios (n) Diseño Efecto neto(RR,OR) Calidad Importancia
Variable 1: Duración de la diarrea (todas las cepas

35 ECR

(n = 4.555)

RCT (4)

MD: -24,76 h

(15,9-33,6)

++++

Alta

Importante
Variable 2: Diarrea 4 o más días (todas las cepas)

29 ECR

(n = 2.853)

 

RCT (4)

RR: 0,41

(0,32-0,53)

++++

Alta

Importante
Variable 3: Frecuencia de evacuaciones día 2 (todas las cepas)

20 ECR

(n = 2.751)

RCT (4)

MD: 0,80

(de -0,45 a -1,14)

++++

Alta

Importante

 

 

Fecha de última modificación del artículo: 30/10/2014
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar

El Probiótico