La Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP) participa en el «Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos»

Resistencias a los antibióticos

El uso inapropiado e indiscriminado de agentes antimicrobianos ha provocado la aparición y diseminación de bacterias multirresistentes y conlleva consecuencias muy graves. La AEMPS está preparando un plan oficial para abordar el problema, en la redacción del cual participa la SEPyP.

Desde la introducción de los antibióticos en la práctica clínica, en la década de los años cuarenta del siglo pasado, éstos se han convertido en medicamentos indispensables para el tratamiento de la mayoría de los procesos infecciosos bacterianos, habiéndose logrado gracias a ellos una mayor esperanza de vida, sobre todo en los países desarrollados.

Sin embargo, el desarrollo de resistencias a los antimicrobianos (RAM), debido al uso inapropiado e indiscriminado de los mismos, ha provocado la aparición y diseminación de bacterias multirresistentes, lo cual, unido a la escasez de tratamientos alternativos, se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud pública y sanidad animal y que es necesario afrontar en la actualidad.

Existen grandes diferencias en las tasas de consumo de antibióticos entre distintos países. Según un estudio del European Centre for Disease Prevention and Control (ECDC), se estima que, en un día cualquiera, en torno al 30% de los pacientes ingresados en los hospitales europeos recibe al menos un agente antimicrobiano, estando España por encima de la media europea, con unas cifras estimadas del 46% (figura 1).

Este uso inapropiado conlleva consecuencias muy graves, ya que incrementa la morbilidad y la mortalidad de los procesos infecciosos, contribuye a la diseminación de RAM y aumenta la frecuencia de efectos adversos relacionados (por ejemplo, diarrea por Clostridium difficile), e incrementa innecesariamente el coste de la atención sanitaria.

La toma de conciencia de la gravedad de esta situación ha llevado a que diversos organismos internacionales hayan publicado numerosos documentos, informes, reflexiones y directrices destinadas a promover el uso prudente de los antibióticos. En este sentido, el Consejo de la UE, el Parlamento Europeo, la Comisión y sus Agencias [Agencia Europea del Medicamento (EMA), ECDC y la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA)] han identificado la necesidad de una estrategia común europea para valorar y afrontar el problema.

Basándose en este planteamiento, la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente de la Secretaría General de Sanidad y Consumo, está coordinando un «Plan estratégico y de acción para reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos», que está estructurado en torno a seis áreas prioritarias (figura 2).

Dentro de los organismos e instituciones convocadas, se ha invitado a la Sociedad Española de Probióticos y Prebióticos (SEPyP) a participar en la LINEA ESTRATEGICA IV: DEFINIR LAS PRIORIDADES EN MATERIA DE INVESTIGACION y, en concreto, en la Acción Conjunta en Salud Animal y Humana de PROMOVER LA INVESTIGACIÓN DE ALTERNATIVAS A LOS ANTIBIÓTICOS EN EL CAMPO DE LA INMUNIDAD.

De este modo la SEPyP quiere realizar Propuestas de Investigación centradas en la relevancia de la modulación de la microbiota intestinal, bien con el empleo de probióticos y prebióticos o con la capacidad de las bacterias autóctonas para producir antimicrobianos específicos como las bacteriocinas.

Ejemplos relevantes de patologías donde ya se ha comprobado la eficacia del empleo de probióticos son la prevención de la enterocolitis necrotizante de los prematuros en las UCI neonatales y el tratamiento de las mastitis subagudas y subclinicas, temas ya revisados anteriormente en esta web.


Bibliografía

Fecha de última modificación del artículo: 27/04/2017
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba

Este sitio web utiliza cookies analíticas de terceros. Si Vd. continúa navegando por el sitio web manifiesta consentir su instalación y uso. Para más información, pulse aquí
Aceptar

El Probiótico