¿Se debe investigar la utilidad de los probióticos en la COVID-19?

face-mask-4986596_640

Dr. Josué Barahona-Garrido
Enfermedades Digestivas de Guatemala. Ciudad de Guatemala (Guatemala)
Estudiante del Máster en microbiota, probióticos y prebióticos de la Universidad Europea (Madrid)

Revisamos la evidencia existente para ayudar a esclarecer si existe una base teórica que pueda justificar la investigación del efecto de los probióticos frente a la COVID-19.

Se ha descrito que la COVID-19 tiene una letalidad inferior a 1% en menores de 50 años, pero que se eleva hasta el 20% en mayores de 80 años, evidenciando que las alteraciones de la respuesta inmune derivadas del avance natural de la edad son determinantes1. Estos pacientes graves tienen alteraciones linfocitarias y en los niveles de biomarcadores y citocinas inflamatorias2. La citocina proinflamatoria IL-6 se observó más elevada en pacientes que murieron en comparación a los recuperados, lo que sugiere una relación entre hiperinflamación y mortalidad3. Adicionalmente, del 20% al 55% de los pacientes hospitalizados presentan coagulopatía protrombótica4. Algunos de estos hallazgos también se han descrito en la infección grave por virus de influenza5.

Ciertos probióticos pueden mejorar la respuesta a la vacunación contra la influenza; una revisión sistemática y metaanálisis concluyó que, cuando son administrados por vía digestiva, mejoran la seroconversión y seroprotección en pacientes adultos vacunados. Las bacterias probióticas efectivas fueron distintas cepas de L. fermentum, L. casei, L. casei Shirota, L. paracasei, L. rhamnosus GG, L. plantarum, B. longum y B. animalis. Los mecanismos por los que ejercen su efecto inmunitario beneficioso son los de inducir favorablemente la actividad en fagocitos y células NK, así como la secreción de IgA en mucosas. Además, los componentes peptidoglucanos de las bacterias probióticas y sus metabolitos, los ácidos grasos de cadena corta, actúan en el epitelio y la microbiota intestinal modulando la respuesta inmune. El incremento de la secreción de IgA en mucosas parece particularmente importante en la prevención de infección por virus de influenza. Adicionalmente, algunas bifidobacterias estimulan la producción de interferón-ɣ (IFN-ɣ), del que se ha postulado un efecto antiviral beneficioso6.

Dos metaanálisis investigaron el efecto protector que tiene la administración de probióticos por vía oral en infecciones del aparato respiratorio superior y concluyeron que confieren beneficios en términos de prevención y duración de la enfermedad. En estos trabajos se incluyeron estudios con preparados probióticos de distintas cepas, únicas o en combinación, de L. plantarum, L. paracasei, L. gasseri, L. rhamnosus GG, L. delbruecki, B. longum, B. lactis y S. thermophilus7,8.

Diferentes vías de administración de probióticos en roedores han permitido descubrir beneficios adicionales. Se describió que la administración sublingual de una cepa de L. rhamnosus confirió protección en contra de la infección por virus de influenza porque, entre la modificación de otros factores de inmunidad innata respiratoria, disminuye los niveles de IL-6 y factor de necrosis tumoral-α en pulmones, consiguiendo un efecto antiinflamatorio9. Los efectos protectores de los probióticos en influenza también se documentaron con la administración intranasal de L. rhamnosus GG10. Otro estudio experimental concluyó que la administración intranasal de L. rhamnosus CLR1505, además de modular la respuesta inflamatoria pulmonar ocasionada por el virus de influenza, revierte el estado procoagulante de la enfermedad grave al inducir una regulación negativa de la expresión de factor tisular de tromboplastina y restablecer los niveles de trombomodulina pulmonar11. En humanos sería útil estudiar estos efectos en la COVID-19.

En conclusión, parecen suficientes las bases teóricas para justificar la investigación de probióticos que puedan brindar efectos protectores contra la pandemia actual.

Bibliografía

  1. Onder G, Rezza G, Brusaferro S. Case-fatality rate and characteristics of patients dying in relation to COVID-19 in Italy. JAMA. 2020. doi:1001/jama.2020.4683
  2. Qin C, Zhou L, Hu Z, et al. Dysregulation of immune response in patients with COVID-19 in Wuhan, China. Clin Infect Dis. 2020. doi:10-1093/cid/ciaa
  3. Ruan Q, Yang K, Wang W, et al. Clinical predictors of mortality due to COVID-19 based on an analysis of data of 150 patients from Wuhan, China. Intensive Care Med. 2020. doi:10.1007/s00134-020-05991-x
  4. Lee SG, Fralick M, Sholzberg M. Coagulopathy associated with COVID-19. CMAJ. 2020. pii: cmaj.200685. doi: 10.1503/cmaj.200685
  5. Chason KD, Jaspers I, Parker J, et al. Age-associated changes in the respiratory epitelial response to influenza infection. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 2018:73;1643-50. doi: 10.1093/gerona/gly126
  6. Lei WT, Shih PC, Liu SJ, et al. Effect of probiotics and prebiotics on immune response to influenza vaccination in adults: A systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Nutrients. 2017;9. pii: E1175. doi: 10.3390/nu9111175
  7. King S, Glanville J, Sanders ME, et al. Effectiveness of probiotics on the duration of illness in healthy children and adults who develop common acute respiratory infectious conditions: a systematic review and meta-analysis. Br J Nutr. 2014;112:41-54. doi: 10.1017/S0007114514000075
  8. Hao Q, Dong BR, Wu T. Probiotics for preventing acute upper respiratory tract infections. Cochrane Database Syst Rev. 2015;3:CD006895. doi: 10.1002/14651858.CD006895.pub3
  9. Lee YN, Youn HN, Kwon JH, et al. Sublingual administration of Lactobacillus rhamnosus affects respiratory immune responses and facilitates protection against influenza virus infection in mice. Antiviral Res. 2013;98:284-90. doi: 10.1016/j.antiviral.2013.03.013
  10. Harata G, He F, Hiruta N, et al. Intranasal administration of Lactobacillus rhamnosus GG protects mice from H1N1 influenza virus infection by regulating respiratory immune responses. Lett Appl Microbiol. 2010;60:597-602. doi: 10.1111/j.1472-765X.2010.02844.x
  11. Zelaya H, Teda A, Vizoso-Pinto MG, et al. Nasal priming with immunobiotic Lactobacillus rhamnosus modulates inflammation-coagulation interactions and reduces influenza virus-associated pulmonary damage. Inflamm Res. 2015;64:589-602. doi: 10.1007/s00011-015-0837-6
Fecha de última modificación del artículo: 03/07/2020
Deja un comentario

Has de ser un usuario registrado para publicar un comentario.

Ir arriba
El Probiótico

Estás visitando nuestra página web www.elprobiotico.com esta página web es titularidad de Biocodex. nuestra web instala cookies de acuerdo con lo dispuesto en la presente Política tanto técnicas como analíticas que nos ayudan a realizar estadísticas sobre el uso de nuestra página y publicitarias.
Asimismo, podrás obtener más información sobre nuestras cookies accediendo a nuestra Política de Cookies.


Cookies estrictamente necesarias.
Las cookies estrictamente necesarias deben estar habilitadas en todo momento para que podamos guardar sus preferencias para la configuración de cookies.

Cookies de terceros.
Este sitio web utiliza Google Analytics para recopilar información anónima, como la cantidad de visitantes al sitio y las páginas más populares. Mantener esta cookie habilitada nos ayuda a mejorar nuestro sitio web.

Página destinada a profesionales sanitarios

¿Es usted profesional sanitario?

No

Está usted accediendo a la página web elprobiotico.com, dirigida a difundir información médica sobre probióticos.

La información contenida en esta página está destinada exclusivamente a profesionales sanitarios con capacidad para prescribir o dispensar medicamentos, por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación. Si Vd. no es profesional sanitario cualificado, Biocodex no se hace responsable de los perjuicios que pueda sufrir por las decisiones basadas en el contenido de esta página o de cualquiera de sus enlaces.

La información proporcionada en elprobiotico.com sirve para apoyar, no reemplazar, la relación que existe entre un paciente/visitante de este sitio web y su médico.